Categoría

Salud canina

Categoría

Trabajar por y para los animales puede ser apasionante pero también emocionalmente agotador…

Veterinarios, etólogos, voluntarios y trabajadores de refugios y protectoras están en contacto diario con las tragedias de animales maltratados y abandonados. Las viven en primera persona y, aunque trabajan para mejorar su futuro, no pueden ser ajenos a su sufrimiento.

La Fatiga por CompasiónDesgaste por Empatía es una forma de estrés traumático secundario reconocida dentro de la Psicología. Afecta a un gran número de profesionales y voluntarios dedicados al cuidado de perros, gatos y otras especies animales. Sin embargo, pocos conocen este síndrome.

Es el gran mal del que nadie quiere oír hablar… 🙁

No es la primera vez que oigo que alguien le ha recortado los bigotes a su perro. Generalmente, con la mejor de las intenciones: dejarlo guapo y acicalado.

Sin embargo, hay dos buenas razones para no pasar nunca la tijera por los bigotes:

La primera es que todos los perros son guapos, independientemente de cómo de largos sean sus bigotes. No hace falta que les quitemos ni les añadamos nada 😉

La segunda, mucho más científica, es que los bigotes son más que simples pelos y, al cortarlos, estamos privando al perro de uno de sus principales sentidos…

Los perros son animales sensibles, capaces de absorber el estrés y la tensión del ambiente que los rodea. Como las personas, algunos lo gestionan mejor y otros tienen más dificultades.

Mientras que el estrés ocasional no tiene porqué ser negativo, un nivel de estrés demasiado alto o prolongado en el tiempo pone en riesgo la salud de tu perro. Por eso, es fundamental aprender a reconocer sus signos y ponerle remedio cuanto antes.

Send this to a friend