Etiqueta

Ansiedad por separación

Sección

¿Cuántas veces he oído a alguien decir: “Fíjate cómo es mi perro que, cuando nos vamos de casa, se enfada y destroza cosas para vengarse porque lo hemos dejado solo”?

Lo curioso es que este razonamiento tan extendido es, tan sólo, una creencia popular sin base científica. Los perros no destrozan por venganza, ni tampoco lloran, aúllan o ladran en nuestra ausencia para hacernos sentir culpables por haberlos dejado solos. ¿Quieres saber por qué lo hacen?

Parece haber un consenso entre la comunidad de expertos en cuanto a que la edad óptima para separar al cachorro de la madre y los hermanos y llevarlo a casa es entre las siete y las ocho semanas de edad, aproximadamente a la mitad del denominado periodo de socialización.

Los perros aprenden a relacionarse con las personas y con los otros perros durante toda su vida, pero fundamentalmente lo hacen desde las tres semanas hasta los tres meses de edad. Esa es la etapa a la que nos referimos cuando hablamos de “periodo sensible de socialización” y es importantísima para el desarrollo del cachorro. Como vimos en el post anterior, marcará su carácter y comportamiento durante la edad adulta.

Empecemos con este frangmento del libro «El Choque de Culturas«, de Jean Donaldson:

«Se ha regañado a un perro cada vez que se le ha descubierto mordiendo los muebles. Ahora el perro se abstiene de morder los muebles cuando el propietario está en casa pero se vuelve destructivo cuando se queda solo. Cuando el propietario llega a casa y ve los destrozos, el perro se escabulle, con las orejas para atrás y la cabeza gacha.»

Ahora vamos a ver: ¿quién cree que el perro sabe que ha hecho mal y por eso se esconde?

Send this to a friend