Parece haber un consenso entre la comunidad de expertos en cuanto a que la edad óptima para separar al cachorro de la madre y los hermanos y llevarlo a casa es entre las siete y las ocho semanas de edad, aproximadamente a la mitad del denominado periodo de socialización.

Los perros aprenden a relacionarse con las personas y con los otros perros durante toda su vida, pero fundamentalmente lo hacen desde las tres semanas hasta los tres meses de edad. Esa es la etapa a la que nos referimos cuando hablamos de “periodo sensible de socialización” y es importantísima para el desarrollo del cachorro. Como vimos en el post anterior, marcará su carácter y comportamiento durante la edad adulta.

Por eso, si adoptamos al cachorro cuando tiene entre siete y ocho semanas, nos aseguramos de que el animal tendrá oportunidad de socializarse con otros perros entre las tres y las siete semanas de edad y con personas entre las siete y las doce.

Sin embargo, algunos animales son separados de la madre y la camada antes de lo recomendado. A eso se le denomina “destete precoz” (el cachorro se separa de la madre cuando todavía está lactando) y puede ser muy problemático desde el punto de vista comportamental.

Un destete precoz aumenta el riesgo de que el animal, cuando crezca, presente:

  1. Hiperactividad: ya que la madre no habrá podido enseñarle cuáles son los límites de actividad tolerables dentro de la camada.
  2. Agresividad hacia otros perros: puesto que no habrá tenido la oportunidad de aprender el lenguaje canino mediante la interacción con su madre y hermanos. No sabrá relacionarse con ellos.
  3. Ansiedad por separación: durante la séptima semana de vida, la madre inicia el destete y comienza a mostrar conductas de rechazo hacia sus cachorros. Este proceso natural sirve para fomentar la independencia de los pequeños y, en la edad adulta, se traduce en una mejor aceptación de la separación del propietario.
  4. Baja tolerancia a la frustración: De nuevo el destete explica este punto, ya que los cachorros aprenden a tolerar el hecho de que se les niegue el acceso a las mamas.
  5. Falta de inhibición de la mordida: durante el juego con los hermanos, el animal aprende a controlar la fuerza de su mandíbula. Sin ese aprendizaje, tendremos un perro que hará daño cuando muerda, por ejemplo, jugando con nosotros o con otros perros.
  6. Inhibición de la conducta sexual: algunos estudios apuntan que los perros destetados precozmente muestran una conducta sexual inhibida en su edad adulta.

Como vemos, el contacto con la madre y los hermanos de camada durante el periodo sensible de socialización es esencial para que nuestro perro acabe siendo un adulto equilibrado. También lo es el contacto con la especie humana, en todas sus variantes: niños, ancianos y adultos.

Entre las tres semanas y los tres meses, todo propietario/a debería ocuparse de que su cachorro tuviera experiencias positivas con otros perros, con personas y con objetos, sonidos y estímulos presentes en el entorno (tanto dentro del hogar como en la calle). Ésa es la manera más eficaz –y a veces, la única- de conseguir que aprenda a relacionarse con ellos sin miedo y de forma adecuada y correcta.

Con todas estas premisas como pretexto, expertos veterinarios y etólogos han abierto un interesante debate sobre cuál ha de ser el mejor momento para sacar al cachorro a la calle y favorecer su socialización sin poner en riesgo su salud.

Un sistema inmune inmaduro predispone al animal a contraer infecciones tan peligrosas como el distemper o el parvovirus. Sin embargo, negarle el contacto con otros perros y con el entorno hasta que haya recibido todas las dosis de las vacunas principales puede suponer un riesgo altísimo de desarrollo de futuros problemas de comportamiento.

En el siguiente post trataremos más a fondo este tema, y conoceremos el punto de vista de Pablo Novoa, médico veterinario especializado en medicina del comportamiento.

9 Comments

  1. Muy bueno el artículo y muy necesario. A ver si logramos entre todos concienciarnos de lo importante que es esa primera etapa para el comportamiento posterior del perro.
    (De una sufridora de un destete precoz en un cocker “malo”)

  2. Laura Vega Reply

    Me gusta mucho el artículo, Alba, qué fácil lo haces todo!!. Sólo añadir desde mi punto de vista veterinario que es totalmente compatible sociabilizar al perro de acuerdo a un calendario vacunal pensado para poder “liberar al mundo” a tu cachorro plenamente inmunizado dentro de este periodo sensible.

    Actualmente existen vacunas polivalentes que pueden ser administradas desde la semana 6 con revacunacion en la semana 8, adquiriendo el animal una inmunización completa en la 10ª semana de vida. Revacunando de nuevo en la semana 12. Desde esta semana 10 se puede ir sacando al cachorro a la calle, con precaución de que no se acerque a heces u orines de otros perros. Se le puede ir soltando en zonas de baja densidad de perros (ej, playa, campo, explanadas de universidades…) lugares dónde tendrá contacto con muchas “cosas y personas nuevas” y dónde el nuevo dueño podrá empezar a practicar ordenes básicas y a caminar de la correa o venir a la llamada, fortaleciendo su vínculo con el perro . E ir aproximándole progresivamente a otros perros de apariencia sana y por supuesto a otros cachorros. Para finalmente sobre la semana 12 poder ir llevandole pequeños ratos al parque. ¡Y todo eso dentro del periodo sensible!

    Es poco tiempo y cada día cuenta, así que hay que intentar aprovecharlo al máximo. Cada nuevo dueño de cachorro deberá realizar una análisis riesgo-beneficio en cuanto a exponer a su perro al mundo durante este periodo, lo que incluye el posible contagio de una enfermedad, y no exponerlo y arriesgarse a padecer multiples problemas comportamentamentales; que son, a la larga, los factores que más contribuyen a la eutanasia o el abandono.

    A mi juicio, y con este calendario vacunal, el riesgo esta minimizado y el beneficio de socializar a tu perro adecuadamente es INMENSO. Le estarás poniendo la vacuna de prevención ante los problemas de comportamiento.

    Sin embargo, hace falta que los colegas veterinarios vayan concienciándose de esto para aconsejar de esta forma a los nuevos “y perdidos” propietarios.

  3. JORGENRICO Reply

    LOS VENDEDORES ILLEGALES DE PERROS APRESURAN SU DESTETE PREMATURO POR QUE ES LA TRAMPA DEL NEGOSIO UN PERRO CRECIDO ,TIENE MENOS VENTA QUE UN PEQUEÑO RECIÉN NACIDO ..VUELVE LOCOS A TODOS …..UN ERROR CRUEL DE LA IGNORANCIA DEL ABARICIOSO..

    • Es cierto, Jorge. Por eso hay que informarse muy bien antes de comprar un cachorro y cerciorarse de que el criador es profesional y responsable.

      Un saludo y gracias por tu comentario.

  4. Pingback: Perros que destrozan la casa cuando se quedan solos: ¿lo hacen por venganza? | Simiperrohablara

  5. Pingback: Perros con miedo a todo: el Síndrome de Privación Sensorial | Simiperrohablara

  6. Hola. Me estan ofreciendo adoptar a una perrita doberman de 1 año y 6 meses. Ha estado en un canil de 3×3 casi toda su vida porque los dueños tienen gatos y la perrita ataca a los gatos. Mi consulta es si es recomendable adoptarla a esta edad. Muchas gracias

Escribe un comentario

Send this to a friend