Categoría

Salud canina

Categoría

Pues resulta que la respuesta a esta pregunta es más compleja de lo que pudiera parecer a simple vista. ¡Hay un buen lío montado alrededor de esta cuestión! Expertos (y también falsos expertos, por eso hay que andar con cuidado) se pronuncian a favor y en contra, cada cual cargado de sus propios argumentos. ¿A quién hay que hacer caso? ¿Son peligrosos los huesos por el riesgo de oclusión intestinal o son beneficiosos por su aporte nutricional a la dieta de nuestros perros? 

Trabajar por y para los animales puede ser apasionante pero también emocionalmente agotador…

Veterinarios, etólogos, voluntarios y trabajadores de refugios y protectoras están en contacto diario con las tragedias de animales maltratados y abandonados. Las viven en primera persona y, aunque trabajan para mejorar su futuro, no pueden ser ajenos a su sufrimiento.

La Fatiga por CompasiónDesgaste por Empatía es una forma de estrés traumático secundario reconocida dentro de la Psicología. Afecta a un gran número de profesionales y voluntarios dedicados al cuidado de perros, gatos y otras especies animales. Sin embargo, pocos conocen este síndrome.

Es el gran mal del que nadie quiere oír hablar… 🙁

No es la primera vez que oigo que alguien le ha recortado los bigotes a su perro. Generalmente, con la mejor de las intenciones: dejarlo guapo y acicalado.

Sin embargo, hay dos buenas razones para no pasar nunca la tijera por los bigotes:

La primera es que todos los perros son guapos, independientemente de cómo de largos sean sus bigotes. No hace falta que les quitemos ni les añadamos nada 😉

La segunda, mucho más científica, es que los bigotes son más que simples pelos y, al cortarlos, estamos privando al perro de uno de sus principales sentidos…

Send this to a friend