¿Si te preguntaran qué necesita tu perro para ser feliz, qué responderías? Yo creo que contestaría algo parecido a lo que te muestro en este post. ¡Mira qué pirámide tan interesante!

Si se busca la palabra “felicidad” en Google, enseguida responde Wikipedia con la siguiente definición: “Estado de ánimo de la persona que se siente plenamente satisfecha por gozar de lo que desea o por disfrutar de algo bueno.

A lo que yo me pregunto: ¿podríamos cambiar la palabra “persona” por “perro” en esa definición? Pongamos que sí (¡claro que sí!) y preguntémonos: ¿Qué tipo de necesidades físicas y emocionales debe tener cubiertas un perro para ser feliz? 

La pirámide de Maslow

En 1943, el psicólogo estadounidense Abraham Maslow publicó su teoría sobre la motivación humana, en la que diseñó una jerarquía de necesidades humanas en forma de pirámide.

Esta pirámide venía a defender que, conforme una persona satisface las necesidades más básicas (parte inferior de la pirámide), desarrolla necesidades y deseos más elevados (parte superior de la pirámide).

Con el paso del tiempo, la pirámide de Maslow se hizo archifamosa.

Piramide MaslowPincha AQUÍ para ver la imagen en grande.

Aunque la teoría de Maslow ha sido muy criticada por plasmar una visión etnocéntrica y jerárquica de las necesidades humanas, aún hoy en día sigue vigente. Se utiliza como modelo de partida para entender ciertos aspectos de la psicología humana y, además, ha sido muy utilizada en márketing a la hora de abordar las motivaciones de compra de los consumidores.

La pirámide de Maslow, en perros

Partiendo del modelo piramidal de Maslow, pero con un enfoque distinto y muy pragmático, la adiestradora Linda Michaels ha establecido una jerarquía de las necesidades de los perros.

La pirámide de L. Michaels es una herramienta diseñada para ayudar a todas aquellas personas que trabajamos o convivimos con perros. Es una guía visual para identificar necesidades no cubiertas porque, muchas veces, son el origen de los problemas de comportamiento en perros.

En la infografía piramidal, las necesidades caninas se han organizado de forma jerárquica, como en la pirámide de Maslow.

Pirámide de Linda Michaels

Si quieres, descárgate AQUÍ el pdf con la pirámide para tenerla siempre a mano.

 

Jerarquía de las necesidades del perro

Necesidades biológicas: son aquellas necesidades fisiológicas que permiten al perro estar vivo y mantener la homeostasis de su organismo, es decir, el equilibrio y el bienestar interno de su cuerpo.

Necesidades emocionales: son todas aquellas necesidades que atañen al bienestar emocional del perro. Cuando un perro se siente seguro, confía en sí mismo y en su entorno, tiene este escalafón de la pirámide cubierto.

Necesidades sociales: Los perros son animales gregarios, necesitan agruparse en manadas o formar grupos sociales con nosotros los humanos. Aquellos perros que viven aislados, sin la oportunidad de generar vínculos con otros individuos de su especie o con personas, son perros a los que se les está privando de una necesidad comportamental básica.

Necesidades de entrenamiento amable: Linda Michaels es una defensora acérrima del adiestramiento basado en el refuerzo positivo. Es por ello que, en su pirámide, hace especial hincapié en la utilización de técnicas amables y respetuosas para cubrir las necesidades de entrenamiento del perro.

Necesidades cognitivas: un perro necesita retos mentales a diario. El aburrimiento es fuente de múltiples problemas de comportamiento.

Una reflexión sobre la felicidad de los perros

Los perros tienen necesidades diferentes a las de los humanos. Sin embargo, muchas de las categorías en las que se organizan las necesidades caninas guardan cierto paralelismo con las nuestras, las humanas. Por eso la adaptación de la pirámide de Maslow de L. Michael me parece, además de muy gráfica, muy didáctica y muy útil para concienciar a la gente. Es fácil de asimilar para cualquiera.

Hasta hace algún tiempo, no se contemplaban como prioritarias las necesidades emocionales de los perros porque a duras penas se tenían en cuenta las emociones caninas. Por suerte, se ha avanzado bastante en este sentido (la publicación de libros con títulos como “Cómo nos aman los perros” o “Tu perro piensa y te quiere” dicen mucho a favor de este nuevo enfoque).

La pirámide de Linda Michaels es una buena guía para el acceso a la felicidad de nuestros perros.

Como responsables de sus cuidados, debemos tenerla muy en mente y no olvidar ninguno de los escalafones. Todos son importantes.

2 Comments

  1. Mónica López Reply

    Hola, podrán ayudarme con ideas de cómo mantener activos a mis perros?? Por favor! Estamos la mayor parte del tiempo en casa, salimos a caminar todas las mañanas pero por la tarde como yo hago otras actividades se la pasan durmiendo y yo quisiera por las tardes darles un poco de acción sin salir de casa porque en las tardes hay muchos niños y otros perros sin correa que nos han dado buenos sustos. Pueden ayudarme por favor?? Muchas gracias

  2. Pingback: La pirámide de Maslow canina - Hospital Veterinario Asturias

Escribe un comentario

Send this to a friend