Siempre pensé que Colega era el mejor nombre posible para un perro. No hace falta decir porqué. Y más aún cuando el perro que lo llevaba estaba destinado a convertirse en un símbolo: un icono de integración de los perros en nuestra sociedad y una bandera de la amistad perruno-humana. Este lunes Colega, de SrPerro, se marchó, pero su legado queda y perdura. Y el buen rollo que transmitía, también.

Cuando un perro que ha ocupado un lugar importante y prioritario en tu vida se marcha, el vacío que queda es tan enorme que te preguntas si podrás acostumbrarte algún día a vivir sin él. Creo que la muerte de Colega nos ha dejado un poco esa sensación a todos. Colega se había convertido en un personaje público, y ya era casi, casi, el perro de todos.

Poca gente habrá que no tenga en mente alguna imagen suya, vestido con pajarita roja, y posando en algún local molón con cara de perro bueno. Doy fe de que lo era: lo vi en un par de ocasiones y no decepcionaba. 🙂

Colega era el alma de Sr.Perro, un proyecto necesario y que ha cambiado nuestro mundo para bien. Y no creo que exagere al decir esto. De verdad pienso que la imagen de Colega, reproducida una y otra vez en fotografías de bares, restaurantes y locales de moda, ha improntado en la mentalidad de mucha gente que hoy encuentra un poco menos raro que un perro pueda acompañar a su amigo humano a muchos sitios.

Gracias, Miceala, por hacerlo posible, y gracias Colega, por hacerlo visible. Entre los dos habéis conseguido mucho.

Colega se ha marchado, pero siempre fue, es y será el símbolo de una transformación social y la imagen de la más sincera amistad entre animales (humanos y no humanos).

Hasta siempre, Colega, te echaremos de menos.

 

5 comentarios

  1. Francisco Rosales Naya Responder

    Soy en la actualidad, mejor dicho somos, propietarios de una perra mixta de bretona y bodeguero de nombre Tara, que algub cabron habia dejado abandonada con 40 dias de vida, y ahora con dos años esta hecha una petarda, pero la queremos con locura.
    Pero anteriormente hemos tenido dos machos Drako y Etoo, se nos murieron con 17 y 13 años respectivamente, y aun hoy en dia cada vez que me acuerdo de ellos se me saltan las lagrimas, por eso entie do y comprendo por lo que estaran pasando.
    Colega estara con Drako y Etoo, en el cielo de los perros y alli nos encontraremos algun dia

  2. Hoy te nos has ido a todos los que te seguimos. PENA DE VERDAD, aunque no hayamos podido conocerte y agradecimiento infinito por tanto camino abierto.

    Hoy juegas ya en el cielo perruno con los que se nos han ido antes…. cuentales todo lo que has hecho, figura! Eres un perro grande! GRACIAS POR TANTO BUENO.

  3. Tengan la seguridad que hay un cielo para perros. Allí estará Colega, Drako, Etoo y mi ovejero Moro, y tantos otros, jugando en una interminable pradera, y esperándonos. Y para los que sois cristianos: lo ha dicho el Papa Francisco: hay un cielo donde nuestras mascotas van. Pueden googlearlo… para mí ha sido un consuelo.

  4. Ayer de camino a la playa nos encontramos una perrita abandona, nos la llevamos con nosotros trastocandonos los planes y buscamos una cala donde si admitian perros. vergüenza para todos los que tienen perros y los abandonan. ojala todos fuesen como el dueño de colega. un saludo para tod@s

Escribe un comentario

Send this to a friend