Mucha gente duda entre adoptar o comprar un perro. En mi opinión, la adopción debería ser siempre la primera opción. No soy de las que invalida o rechaza a nadie por haber comprado, pero hace tiempo que tengo ganas de dejar por escrito mi propio alegato a favor de la adopción. Como siempre, si alguien no comparte mis argumentos, queda invitado a exponer los suyos en la sección de comentarios.

La lista de razones que considero de peso para decantarse por adoptar un perro en vez de comprarlo es larga. Éstas son algunas de las que me parecen más objetivables:

1- Cerca de medio millón de perros llegan a protectoras y refugios cada año

Según el último Estudio de la Fundación Affinity sobre Abandono de Animales de Compañía, el año pasado los refugios y protectoras de nuestro país recogieron 106.781 perros. Poniendo un ejemplo muy gráfico que todo el mundo entenderá, eso quiere decir que:

En 2014, el Camp Nou podría haberse llenado por completo con perros abandonados y extraviados y todavía hubieran quedado fuera, por falta de capacidad, 7.427.

El abandono es uno de los principales problemas de bienestar animal en nuestro país. España es deficitaria en cuanto a la adopción de animales de compañía, no sólo porque no compensa el número de animales abandonados, sino porque parte de esas adopciones son gestionadas fuera de nuestro país. De no ser adoptado, un animal de compañía está condenado a pasar el resto de sus días en un refugio o en muchos casos a ser sacrificado.

Mientras haya perros viviendo en refugios y protectoras, creo que la opción más responsable es no fomentar la cría ni la compra.

Aunque la adopción no es una solución para el abandono, es una medida de urgencia paralela mientras se trabaja en pro de una solución global.

2- Más de 10.000 perros sanos son sacrificados anualmente en nuestro país

Según el citado Estudio de la Fundación Affinity, cerca de un 10% de los perros que llegan a protectoras y refugios en nuestro país terminan siendo sacrificados.

Un 10% de 106.781 quiere decir que más de 10.000 perros sanos fueron sacrificados el año pasado en España.

Aunque esas cifras ya son suficientemente escalofriantes, otras fuentes todavía las engrosan más. Desde la organización Futur Animal, explican que, en nuestro país, se da un abandono cada 3 minutos y se ejecuta un animal sano cada 7.

3- Adoptar salva dos vidas

Me gusta recordarle a la gente que adoptar salva dos vidas, la del perro adoptado y la del que ocupará su lugar en la protectora o refugio.

4- Comerciar con seres vivos genera dudas éticas

Sobre este argumento dejo que hable una experta en bioética: Emma Infante, doctora en Bioética y Derecho Animal por la Universidad de Barcelona explica que comerciar con seres vivos es, en sí, explotación.

5- Comprar sin conocer al criador es, muchas veces, fomentar el maltrato animal

Muchos de los perros que se venden en tiendas de animales proceden de criaderos ilegales. Cualquiera que quiera imaginar el infierno puede hacerse una idea de cómo debe ser viendo imágenes de esos lugares.

Los perros viven encerrados permanentemente en jaulas, desatendidos, a veces privados incluso de la luz del sol, y son utilizados como máquinas de reproducción. Son claras víctimas de maltrato animal. En el mejor de los casos, madres y sementales mueren prematuramente por complicaciones de su uso como “bombas hormonales”.

Este vídeo de la agencia de noticias Europa Press muestra uno de esos lugares, en la provincia de Toledo: http://www.europapress.tv/sociedad/170818/1/refugio-denuncia-supuesto-criadero-ilegal-perros.html

6- Los perros de perrera No son defectuosos

Comprar un perro de raza no garantiza que vaya a ser un perro perfecto. Del mismo modo, un perro que ha sido abandonado no tiene porqué tener un carácter problemático.

Muchas personas deciden deshacerse de un perro por motivos que nada tienen que ver con el comportamiento del animal: falta de recursos económicos, cambio de domicilio, falta de tiempo, incapacidad para atender las necesidades del animal, etc.  De hecho, los datos hablan por sí solos: el 21.9% de perros que llegan a perreras, refugios y protectoras son de pura raza.

En las perreras, refugios y protectoras de animales hay perros perfectamente capaces de convivir en el seno de una familia. No necesito ir muy lejos para convencer a nadie. Simplemente, os mostraré una foto del mío, adoptado a la edad de dos años y medio:

Niños y perros adoptados

7- Adoptar un perro adulto puede ser más ventajoso que comprar un cachorro

Los perros aprenden durante toda la vida y pueden educarse a cualquier edad. Por eso No hay que desechar a aquellos que ya han dejado atrás su fase de cachorros.

Al margen de este hecho -sobre el que mucha gente todavía tiene dudas- hay que decir que los perros adultos de cualquier protectora ya tienen definido su carácter. Eso supone una ventaja: no hay sorpresas. Es fácil verlos tal como son, con sus defectos y sus virtudes, y elegir el compañero que mejor se adapte a nuestro estilo de vida, nuestro nivel de conocimientos sobre adiestramiento y educación canina, etc.

Por otro lado, el trabajo que acarrea un perro adulto es siempre menor al que supone hacerse cargo de un cachorro en plena fase de desarrollo y crecimiento. Un cachorro supone una gran carga de trabajo y una dedicación casi a tiempo completo. La mayoría de personas no dispone de estas condiciones, de manera que el cachorro puede convertirse en un problema que podría haberse evitado adoptando un perro adulto.

8- La raza pura No garantiza un determinado carácter

Si bien es cierto que la raza determina ciertas tendencias y algunas capacidades, nunca garantiza un determinado temperamento.

Lejos de lo que mucha gente piensa, problemas como la agresividad canina, por ejemplo, tienen mucho más que ver con un manejo incorrecto del perro y con el aprendizaje de vida del animal que con su carga genética.

Para mucha gente el aspecto físico en general y la raza en particular siguen siendo criterios importantes a la hora de adoptar un perro.Sin embargo, la estética es un argumento vacío y superficial. La adopción de un animal de compañía debe hacerse siempre tras un profundo proceso de reflexión, centrado en el impacto que la llegada del animal tendrá en la calidad de vida de la familia.

9- Adoptar es ser responsable con el medio ambiente

Se calcula que cada año llegan a nuestro país, procedentes de criaderos ilegales países del este, el mismo número de cachorros que perros se abandonan. Adoptar es una manera de luchar contra el comercio ilegal y de ser responsables con el medio ambiente porque no fomenta la sobrepoblación canina.

[av_hr class=’default’ height=’50’ shadow=’no-shadow’ position=’center’ custom_border=’av-border-thin’ custom_width=’50px’ custom_border_color=” custom_margin_top=’30px’ custom_margin_bottom=’30px’ icon_select=’yes’ custom_icon_color=” icon=’ue808′ font=’entypo-fontello’]

Perros para trabajos específicos: ¿comprar o adoptar?

En ocasiones, la decisión entre comprar o adoptar parece complicarse. Es el caso de quien busca un perro para realizar alguna tarea específica: un perro de terapia, un perro de pastoreo, un perro de rastro, un perro para competir en Agility, etc. En definitiva, hay quien decide comprar porque piensa que en una protectora no podrá encontrar el tipo de perro que busca.

Aunque éste es un debate deontológico y puede ser difícil llegar a una conclusión, en mi opinión los nueve argumentos citados anteriormente priman sobre la voluntad de escoger al perro “ideal” con el mínimo margen de error.

[av_hr class=’default’ height=’50’ shadow=’no-shadow’ position=’center’ custom_border=’av-border-thin’ custom_width=’50px’ custom_border_color=” custom_margin_top=’30px’ custom_margin_bottom=’30px’ icon_select=’yes’ custom_icon_color=” icon=’ue808′ font=’entypo-fontello’]

Si decides comprar…

Adoptar no es una obligación, aunque ya he dejado claro que me parece la opción más responsable. De todos modos, si por algún motivo concreto, crees que comprar un perro es tu elección más acertada, asegúrate de que proceda de un criador 100% fiable.

Para ello, recuerda que:

  1. Ningún criador que se considere profesional dejará que sus cachorros pasen días encerrados en las jaulas de una tienda de animales esperando a ser vendidos o los pondrá a la venta a través de internet.
  2. Sospecha de cualquier criador que te entregue un cachorro antes de las 8 semanas de vida, momento recomendado por los etólogos caninos para iniciar una separación sin riesgos.
  3. No te fíes de ningún criador que no desee charlar contigo en persona, te impida visitar sus instalaciones o te niegue conocer a los progenitores de tu cachorro.

    [av_hr class=’custom’ height=’50’ shadow=’no-shadow’ position=’center’ custom_border=’av-border-thin’ custom_width=’50px’ custom_border_color=’#777777′ custom_margin_top=’30px’ custom_margin_bottom=’30px’ icon_select=’yes’ custom_icon_color=” icon=’ue808′ font=’entypo-fontello’]

    Enlaces de interés:

Dogstar Daily – Adopting or buying a dog
Animals and Society
El País – Las protectoras de animales recogen al año más de 100.000 perros (VÍDEO)
Fundación Affinity – Estudio sobre Abandono y Adopción 2014
Tráfico de cachorros – Informe Four Paws
PETA – 8 reasons to adopt, not buy
Society of the Prevention of Cruelty to Animals – Why adopt instead of buying a pet
Futur Animal – Contra la venta ilegal de cachorros

 

10 Comments

  1. Muy interesante y totalmente de acuerdo con tu alegato.
    El mío que tenía 4 o 5 meses lo querían abandonar dejándolo en la calle y cuando me enteré mi pareja y yo nos lo llevamos a casa y lo adoptamos. Estamos superfelices con él.
    Nos ha dado mucha más felicidad y nos la sigue dando.
    No nos hemos arrepentido nunca de adoptarlo.

  2. Mi visión es “depende”, depende de lo que busque la persona. La mayoría de las personas quieren un perro como animal de compañía y para establecer un vínculo afectivo sano. Para eso sí que valdría cualquier perrete de protectora majo y sin grandes problemas. Recalco, sin problemas importantes. Porque estas personas no suelen tener grandes conocimientos de perros y uno con problemas los podría desbordar.

    Pero tengo que decir que me ha gustado mucho el apunte de que comprar un perro tampoco te garantiza que sea perfecto, de hecho muchos vienen con
    problemas por venir de criaderos.

    Como apuntas también hay personas que buscan un perro específicamente para algo, como puede ser un perro de utilidad (búsqueda y rescate, obediencia deportiva, etc). En este caso podría valer un perro de protectora si se le ve potencial, pero desde luego no todos. En un criador serio y que esté enfocado en línea de trabajo vas a huevo.

    Dicho esto me parece genial que fomentes la adopción en tus textos, yo también lo comento en mi blog.

  3. el parrafo con el ejemplo del camp nou tiene un error, no me salían para nada los números no entendia xk 7k quedan fuera si hay 400k (no caben ni en 4 camps nou) y luego leo otra vez más abajo el numero y es que te equivocaste arriba, debes cambiar el 4 por un 1 en el ejemplo del camp nou 🙂

    • Alba Benitez Reply

      Cierto!!! Corregido 😉 Mil gracias por el apunte.
      Un abrazo,

      Alba

  4. No podria eTar masde acuerdo!!! Nosotros no adptamos como tal….rescatamos a Vilma de un abandono, cruel, en medio de oa montaña. Lleva con nosoteos 5 años, la encontramos cuando tenia 5 añitos. Ya adulta, dulce,educada,cariñosa, buena…y preciosa!!!! Ningun motivo puede justificar ese abndono….hay otras opciones.
    Aunque me da penita no haberla conocido de bebé….doy fe que haberla recogido de mayor no nos ha traido ningun problema.

  5. yo estoy de acuerdo yo adopte a una perrita callejera que la habian botado cachorra lamentablemente murio 2 meses despues porque tenia cocilios hicimos todo lo posible pra salvarla pero no lo conseguimos ahora esta en el cielo muy feliz . 🙂

  6. Tengo dos perritas una yorky de un kilo y una milrazas. La primera fue rescatada por una amiga del maltrato de sus dueños y yo me la kede y la milrazas la adoptamos en una protectora y he tenido perros de raza y como ellas k una si y la otra no ninguno ya k el cariño k te pueden llegar a dar es indescriptible. Los de raza comprados no son tan agradecidos como los salvados de los malos tratos.

  7. ¡Hola!
    Me ha parecido muy interesante este artículo y me gustaría apuntar algunas cosas.

    La mayoría de los argumentos que expones, además de válidos son de peso para decantarse por la opción de adoptar, sin embargo creo que es una decisión personal, como sería la adopción de un hijo (¿cuántos niños necesitan una familia? ¿No somos ya demasiados en el planeta? etc..). Al final, querer hacer una labor social es voluntario, y siempre esta la opción de hacer más de lo que hacemos para mejorar el planeta (la mayoría de argumentos del artículo giran en torno a este gran argumento). Cada uno decide con qué se quiere comprometer y hasta qué punto. Por poner un ejemplo, puedes adoptar un perro pero serías mejor persona si además donases dinero a la protectora, o más aún si fueras de voluntario, o más aún si rescataras perros, o más aún si montas tú mismo un refugio… esto es infinito.

    Digo esto porque, aunque en este artículo la autora deja claro que respeta la opción de los que compran, son muchas las personas intolerantes con aquellos que adquieren un perro de raza. Son admirables las personas que adoptan un perro, pero no son despreciables las que no lo hacen.

    En este punto, me gustaría decir algunas cosas de mi. Vivo con una perra adoptada, la cual tenía un tumor en la pata cuando vino a mi casa y la he cuidado y pagado todos los tratamientos necesarios y operaciones. Ahora tiene 3 patas, y aún así me sigue pareciendo la perra más hermosa y lista del mundo, no importa que no sea de raza. Sería absurdo y muy racista pensar que un perro sin raza tiene menos capacidad para ser un buen perro. ¿Qué locura no?

    Aclarado este punto, también quiero aportar otro dato sobre mí y por el que alguno se llevará las manos a la cabeza. Trabajo en un centro canino con criadero propio. Obviamente, los perros que crían son de raza y se venden. Tienen un precio, pero eso no quiere decir (o al menos yo no lo entiendo así) que estés poniendo precio a la vida de un ser vivo (hey, también soy vegetariana y respeto a tope la vida a animal -y sí, como vegetariana tenía que decirlo).

    A mi parecer, ese precio que se paga y que creo que es bajísimo para todo el esfuerzo que conlleva es el gasto que supone cuidar de los padres del cachorro y proveerles todo lo necesario para que vivan con una buena calidad de vida, el gran conocimiento sobre genética que supone para hacer una buena selección de los padres y minimizar al máximos las posibles taras genéticas (que por cierto los perros de raza tienen más tendencia a tener), todos los cuidados veterinarios que supone el embarazo de una perra y el parto, los cuidados veterinarios de los cachorros con todas sus vacunas y desparasitaciones, las instalaciones, la comida, el servicio de atención a cliente y asesoramiento…

    Precisamente, porque amo a los animales trabajo aquí. Y aunque estoy muy a favor de la adopción y animo a la gente a participar en ella, entiendo que tener un perro es una gran responsabilidad que condiciona muchísimo, y pienso que es una decisión que no se puede tomar sólo pensando en hacer una labor social. Hay que pensar en uno mismo y hasta que punto estamos dispuestos a comprometernos. Porque un perro de refugio a menudo (mucho más que un perro de criadero) traen consigo alguna enfermedad o algún problema de conducta grave provocada por la irresponsabilidad previa de un humano. Esto significa que es posible que al adoptar tengas que asumir una buena inversión para tratar estos problemas con el veterinario o el adiestrador, y lo que implica para ti más allá del dinero: horas y horas trabajando la conducta del perro o en consultas médicas.

    Si el criadero es un buen criadero, los perros siguen estrictos protocolos veterinarios, y su socialización e imprimting con su camada y su madre se hace muy escrupulosamente para evitar al máximo estos problemas (qué no siempre se puede evitar pero que se intenta en la medida de lo posible que no sucedan). Todos sabéis lo importante que son las primeras etapas de un cachorro, por eso si se hace bien la labor, estoy muy a favor de los criaderos, pues se le garantiza a los perros una calidad de vida y de aprendizaje que muy pocos perros de refugios han podido tener. En un mundo ideal no existirían los refugios y sí los criadores responsables.

    En fin, animo a todo el mundo a que adopte como yo lo hice, pero que sepa lo que suele suponer sobre todo para la mayoría de personas que cuando adopta un perro no tiene ni idea de educación ni psicología canina.

  8. Pues muy bien argumentado, yo estoy harta de formentar la adopción a través de argumento, creo que poquito a poco vamos consiguiendo cosas. Mucha gente que conozco ahora y colabora en protectoras compraron su primer perro por desconocimiento y falta de información y dicen que ahora jamás lo harían, o incluso los siguientes perros son adoptados. Gracias por ser un eslabón más en la concienciación. Un saludo

Escribe un comentario

Send this to a friend