¿Está tu perro triste o más apático de lo normal después de las vacaciones? ¿No tolera quedarse solo en casa cuando antes no tenía ningún problema? La vuelta a la rutina habitual después de las vacaciones puede tener consecuencias sobre nuestros perros y su estado emocional. Aunque no se puede hablar de síndrome postvacacional en perros como tal, sí hay algunos cambios de comportamiento asociados a la vuelta de las vacaciones. Y es muy importante saber detectarlos y actuar en consecuencia para que no desemboquen en problemas más serios y perdurables.

Send this to a friend