Habrás notado que tu perro no suda igual que tú cuando hace calor. Entonces, ¿cómo regula su temperatura corporal? ¿Por dónde sudan los perros si no es por la piel? ¿Quieres desvelar el misterio? 😉

¿Es verdad que los perros no sudan?

Si los perros sudaran, es evidente que terminarían con el pelo mojado como nos ocurre a las personas después de un ejercicio intenso o de la exposición a altas temperaturas. También es evidente que a ningún perro le chorrea el pelo de sudor, por lo que muchas personas creen que los perros, simplemente, no sudan.

En realidad, la explicación a por dónde sudan los perros es bastante más compleja.

Lo que ocurre es que los canes no tienen glándulas sudoríparas repartidas por todo su cuerpo como las personas.

Si los perros tuvieran el cuerpo cubierto con una disposición de glándulas sudoríparas parecida a la humana, el sudor se les expandiría por todo el pelaje, mojándolo y refrigerando muy poco al perro. El sudor perdería toda su eficacia como método de termorregulación.

Por ese motivo, los perros tienen un sistema de refrigeración diferente al nuestro. Sí sudan, pero lo hacen en menor medida, a través de zonas muy localizadas de su cuerpo, y de forma diferente.

¿Por dónde sudan los perros si no es por la piel?

Los perros eliminan el exceso de calor, esencialmente, mediante el jadeo. Pero se trata de un mecanismo mucho menos eficiente que la sudoración. Por eso están mucho más expuestos que nosotros a padecer un golpe de calor.

Para evitar disgustos, y sobre todo para evitar el temido golpe de calor, lo ideal es tomar algunas precauciones y  no salir a pasear o a hacer ejercicio con nuestros perros durante las horas de más calor y, por supuesto, no dejarlos encerrado nunca en el coche en verano.

Además del jadeo, los perros sudan a través de la piel de las almohadillas de sus patas, y de la trufa. A continuación vamos a explicar cómo funciona cada una de esas vías de sudoración.

Los lugares por donde sudan los perros son: las almohadillas de las patas, la piel de la trufa o nariz y la boca (mediante el jadeo).

El jadeo

La zona principal del cuerpo por donde sudan los perros es la boca.

Los perros jadean para refrigerarse. Como ya hemos visto, a diferencia de las personas, ellos no tienen glándulas sudoríparas repartidas por toda la piel, así que la forma más eficiente que tienen de perder calor es mediante el jadeo.

La temperatura corporal normal de un perro oscila entre los 38°C y los 39°C. Cuando el can detecta un exceso de calor, su organismo se pone en marcha y bombea la sangre caliente hacia la zona de la lengua. Mediante este proceso, el vapor de agua caliente procedente de los pulmones se condensa al tocar las mucosas de la boca y la lengua, que están más frías. Esto explica los goterones que los perros acalorados dejan en el suelo al jadear.

El jadeo es normal después de realizar algún ejercicio, pero cuando el ritmo se acelera demasiado o bien va acompañado de babas, puede estar anticipando un peligroso golpe de calor.

¡Cuidado con los bozales que no permiten jadear!

Como estamos viendo, jadear es vital para un perro. Por eso cada vez que veo alguno por la calle, en verano, con un bozal de lona que no le permite abrir la boca me pongo enferma.

Si tienes que llevar a tu perro con bozal, por favor no olvides que lo mejor es escoger uno de los llamados “bozales de cesta”, que dejan suficiente espacio al perro como para abrir la boca y sacar la lengua, al tiempo que cumplen su función de seguridad. En este post sobre tipos de bozales te lo explico todo en detalle.

Las almohadillas y la trufa

Como hemos dicho, las almohadillas y la trufa son una de las pocas zonas del cuerpo por donde sudan los perros. En estas áreas la piel está modificada y sí contiene glándulas sudoríparas. Eso explica el hecho de que un perro expuesto a altas temperaturas deje “huellas” al caminar sobre las baldosas.

El sudor producido por las glándulas sudoríparas de la trufa y las almohadillas sirve para:

  • Proteger la piel modificada de estas zonas y les aporta elasticidad.
  • Mejorar la adherencia al suelo (como cuando nos chupamos un dedo para pasar la página de una revista).
  • En el caso de la trufa, existe la hipótesis de que el hecho de estar húmeda mejora la capacidad olfativa del perro. En este divertido post sobre el olfato canino puedes informarte mejor sobre el tema.

Eficiencia termorreguladora

El sistema termorregulador canino es menos eficiente que el humano y más complejo, como ya hemos visto.

Además de la boca, las almohadillas y la trufa, la cara y las orejas del perro también colaboran en la refrigeración del organismo del can. Sobre todo en lo que concierne al enfriamiento del cerebro.

Como explican desde Barkibu, cuando el organismo del perro detecta un aumento de temperatura, su cerebro recibe la orden de dilatar las venas faciales para irrigar mejor las orejas, la cara y la cabeza con el fin de disminuir la excesiva temperatura.

Es importante recordar que los perros de tamaño grande tienen un sistema de termorregulación menos eficaz que los perros pequeños: les cuesta más refrigerarse. En ocasiones, no son capaces de expulsar todo el calor que genera su cuerpo y están más expuestos a sufrir golpes de calor. Lo mismo ocurre con los cachorros y con los perros ancianos o enfermos. Todos ellos son grupos de riesgo durante el verano.

6 Comments

  1. Hola! Muchas gracias por esta información. Entonces, es bueno o útil mojarles cuando hace calor? Gracias.

    • Alba Benítez Reply

      Hola Cecilia,

      Lo mejor es mojarles las patitas, el vientre y la parte interna de las orejas. En cuanto a las orejas, siempre teniendo en cuenta que se trata de refrescarlas y humedecerlas, no de sumergirlas en agua porque hay riesgo de que ésta se meta en los oídos.

      Un saludo 😉

  2. Hola Alba! Muy interesante tu artículo, milagrosamente muy actual 😉 , muchas gracias! Sin embargo me quedo con dos preguntas:
    1) Si el sistema termorregulador canino es menos eficiente que el humano, por qué algunos de nuestros amigos se ponen en plena sol, a veces en un suelo de casí 70 °C, respirando a una velocidad que parecen hiperventilando, en vez e quedarse simplemente en la sombra?
    2) Si los perros regulan su temperatura corporal a través de los mecanísmos descritos arriba, cómo se explica que he podido observar en el Sahel con temperaturas sobrepasando muchas veces 45 °C durante buen rato mi perra an la misma posición que el Señor Bolo (https://www.instagram.com/p/2iHR-rA2Om/)

    Last but not least: Afecta la luz muy fuerte durante los horas más calientes de esos días los ojos de nuestros amigos (catarata)?

    • Alba Benítez Reply

      Hola Tilman!

      Me encantan tus dos preguntas 😉

      Para la primera, sinceramente, no tengo mucha respuesta. Yo si fuera perro también me pondría en la sombra, jaja

      Para tu segunda pregunta, tengo que responderte que el pelaje de un perro, lejos de lo que mucha gente cree, es una capa protectora para el frío y TAMBIÉN PARA EL CALOR. Por eso un perro puede soportar el sol sobre su cuerpo durante más tiempo que nosotros sin que el calor o las radiaciones le afecten de la misma manera.

      Bueno, espero haber respondido, al menos, a una de tus dudas 😉

  3. hola Alba
    duc es que si el jadeo va acompañado de babas, es síntoma de alarma ante un golpe de calor, entonces el boxer que cada ver que jade suelta babas, tantas que se las traga y las vomita,
    es normal?

    • Alba Benítez Reply

      Hola Jose,

      Las babas, en sí, no es que sean síntoma de un golpe de calor pero pueden ser una señal de alarma cuando son más abundantes de lo normal y el perro respira o jadea a un ritmo demasiado acelerado. En el caso de los bóxers, y los perros braquicéfalos en general (hocico chato), hay que tener especial cuidado poruqe tienen sus vías respiratorias acortadas y, por tanto, no ventilan como otras razas.

      Un saludo y gracias por seguir el blog 😉

Escribe un comentario

Send this to a friend