Qué hacer si mi perro gruñe

Qué hacer si tu perro te gruñe

¿No sabes qué hacer cuando tu perro te gruñe? Seguramente, de forma instintiva, tu impulso es reñirle o castigarlo. En este post te voy a explicar por qué si haces eso puede que estés enseñando a tu perro a morder sin previo aviso.

Por qué gruñen los perros

El gruñido es una forma de expresión canina. Es una de las vocalizaciones más características de los perros, después del ladrido.

Se suele hablar del gruñido como la señal más evidente que da un perro antes de morder o atacar pero hay que tener en cuenta que un perro puede gruñir también en otros contextos más amables.

Algunos perros gruñen cuando juegan y no es porque busquen pelea. Otros, emiten una especie de gruñido cuando se encuentran a gusto o buscan, por ejemplo, que les sigamos acariciando. En estos casos, el gruñido expresaría una sensación de placer o una demanda por parte del perro.

Sin embargo, fuera de esos contextos, el gruñido es, por antonomasia, la señal que anticipa un ataque. Por eso hay que tener mucho cuidado a la hora de saber qué hacer si tu perro te gruñe.

El gruñido como señal de agresividad

Vamos a dejar a un lado los gruñidos en contextos de juego o en situaciones placenteras y nos vamos a centrar ahora en hablar del gruñido como señal de agresividad.

Me gustaría aclarar que, cuando hablamos de agresividad canina, no sólo nos referimos a perros que atacan y muerden. Se considera “agresividad”, también, todas aquellas señales auditivas y visuales que un perro emite frente a algo o alguien que interpreta como una amenaza o un rival. Por tanto, el gruñido SÍ es una muestra de agresividad, aunque el perro no llegue a morder.

Concretamente, el gruñido es una señal de aviso que el perro lanza para indicar a su rival que se aleje y para advertirle que está dispuesto a luchar para protegerse o proteger aquello que es suyo.

¿Qué pasa si reñimos a nuestro perro cuando gruñe?

En realidad, y aunque nuestro instinto, muchas veces, nos impulse a hacer todo lo contrario, la lógica es aplastante: no hay que corregir el gruñido porque…

Si reñimos a un perro cuando gruñe, éste aprenderá que esa señal de aviso no le sirve para nada y la eliminará. La próxima vez que se sienta amenazado o que quiera proteger algo que considera suyo, podrá llegar a morder sin previo aviso, lo cual nos dejará en clara situación de desventaja porque nos cogerá desprevenidos.

De hecho, la estrategia más inteligente frente a un gruñido es darse por aludido y analizar bien la situación para entender por qué nuestro perro nos está gruñendo, por qué se siente amenazado en ese momento o bien por qué nos considera un rival en esa situación.

Si no hay que reñir, ¿qué hay que hacer cuando un perro nos gruñe?

El objetivo es evitar que el perro vuelva a gruñirnos y, sobre todo, eliminar del mapa esa situación conflictiva que hace aflorar una conducta agresiva.

No reñir al perro cuando gruñe no significa tolerar el gruñido y hacer como que “aquí no ha pasado nada”. Ese sería un gran error.

Por tanto, las pautas a seguir para solucionar el problema son:

1- Anotar mentalmente en qué situación se ha producido el gruñido y preguntarse:

  • ¿Cuál fue el blanco del gruñido? Es decir, ¿a quién iba dirigido?
  • ¿En qué contexto se produjo el gruñido? ¿Qué estaba haciendo el perro y dónde estaba mientras gruñía y qué estábamos haciendo nosotros y dónde estábamos colocados?
  • ¿Qué posición tenía el perro? ¿Mostraba una postura ofensiva o defensiva?: con esto podremos saber si el perro se sentía amenazado y tenía miedo o si, por el contrario, mostraba una actitud ofensiva y competitiva para defender algo que consideraba suyo (una pelota, un hueso, un plato de comida, una zona de la casa, una persona de su agrado, etc.)

2- Planificar una estrategia para hacer que esa situación conflictiva para el perro sea vista, a partir de ahora, como una situación positiva o, por lo menos, neutra. Para entenderlo mejor:

Si, por ejemplo, nuestro perro nos gruñe cuando nos acercamos a su plato de comida porque nos ve como una amenaza ya que cree que vamos a quitársela, nuestra estrategia deberá estar orientada a: hacerle entender al perro que no vamos a robarle el alimento y que no necesita ahuyentarnos.

3- No volver a poner al perro en la misma situación conflictiva hasta que no estemos seguros de que ya ha entendido que no debe sentirse amenazado.

Esto se consigue haciendo aproximaciones progresivas a la situación conflictiva que hizo brotar el gruñido y la agresividad. Siguiendo con el mismo ejemplo de antes, no volveríamos a acercarnos a su plato lleno de comida sin antes haber hecho una serie de ejercicios orientados a explicarle al perro que no somos una amenaza a la hora de comer. Para más detalles podéis ver este post sobre qué hacer si tu perro te gruñe cuando te acercas a su plato de comida.

Conclusión

No me canso de decirlo: los perros no hablan con palabras pero eso no quiere decir que no sepan o puedan comunicarse con nosotros. En realidad, el secreto de una buena educación canina siempre pasa por el entendimiento mutuo.

El gruñido, como tantas otras señales que emiten nuestros perros, es una forma de expresión. Si aprendemos a respetarla y comprenderla, todo irá mejor que si, simplemente, nos preocupamos por corregirla.

Ilustración de Oliver Montiel.

13 comentarios
  1. Ana Lage
    Ana Lage Dice:

    Hola, muchas gracias por lo que publicas.
    Quería saber qué se debería hacer en este caso que le pasó a mi madre:
    Mi hermana adoptó una grifona muy buena de la protectora. Llevo mucho tiempo para que no le tuviese miedo a mi madre, aunque para la perra la dueña es mi hermana.
    Lo que le hizo a mi madre en la calle es que al pasearla por la calle no le dejó comer un hueso de la calle, pero después cogió otro y al intentar sacarselo le gruñó y mi madre no se lo quitó por si le mordía.
    ¿Qué debería hacer?

  2. Isabel
    Isabel Dice:

    Que debo hacer? Cuando paseo con mi perro,no me puedo cruzar con ningún otro perro, porque enseguida se pone a ladrar y guñir como un loco, intento tranquilizarlo pero como está tan tenso, no puedo.Otras veces, cuando el mira al otro perro, empiezo diciéndole muy bien y lo acarició y funciona se relaja y pasa de él,pero pocas veces,son más las que se vuelve loco ladrando.Esto no le ocurre cuando lo llevo suelto pasa de todos y está pendiente de mi

  3. Denise
    Denise Dice:

    Hola, yo tengo dos perras muy territoriales. La pequeña es mas miedosa y poco sociable con los perros pero mucho con las personas.
    Cuando esta conmigo esta siempre byscando caricias pero alguna vez sin saber porque deja de mover el rabo y me gruñe. Entonces dejo de tocarla, le digo vete y se marcha.
    No entiendo nada y no se cual sería la mejor respuesta porque no ha pasado nada diferente a unis minutos antes.
    ¿Cual seria una buena respuesta?
    Saludos,
    Denise

  4. josefa
    josefa Dice:

    Hola, mi perro gruñe cuando quiero moverlo y está durmiendo.
    Sé que no hay que molestarlos cuando duermen pero es que viene a la cama y a veces hay que moverlo porque nos deja sin sitio, sólo lo ha hecho dos veces una de ellas me marcó y lo eché. No sé qué hacer, el problema es que me gusta que duerma con nosotros.

  5. Pablo
    Pablo Dice:

    Me ha encantado y creo que siguiendo estos simples consejos nos podemos evitar una mordida y de paso le evitamos un sufrimiento al perro.
    Lo único que me queda una duda, es que en 2 ocasiones ocupas ladrido como sinónimo de gruñido.
    Un abrazo

  6. Patricia
    Patricia Dice:

    Hola, mi chihuahua de 5 meses nos gruñe cuando le damos un beso. Es muy miedosa y poco sociable tanto con perros como con personas que no conoce. Es cariñosa y les gusta darnos besos pero no que le demos besos a ella. Es muy lista y juguetona, tiene mucha energia y en casa parece otra, porque en la calle está muy miedosa. Gracias.

  7. Victor
    Victor Dice:

    Dejaos de gilipolleces el perro es como un lobo y en toda manada debe estar bien claro quien es el macho alfa o el jefe y por lo tanto menos besitos menos caprichitos y menos con sentirlos. Vuestros perros os deben ver como líderes y tranquilos y seguros. No hay que pegarlos pero si dejarles claro quien es el que manda, y no son ellos. Fuera de la cama los sofás etc etc

  8. Sonia
    Sonia Dice:

    Hola Víctor! Me ha entusiasmado tu comentario lleno de respeto hacia cómo sienten los demás a sus peludos. Además, veo que te basas en estudios muy científicos… Empezaría explicándote que esa afirmación de que “un perro es como un lobo…” es lo mismo que decir que tú (tú como humano, no como Víctor) eres un simio. Sí, venimos de los simios, pero vaya, hay unas cuantas diferencias bastante fundamentales. Con los perros y lobos pasa igual.
    Respecto a lo demás, en fin, quererlos es fantástico, los besitos, para el que le gusten, también, los “caprichitos” pueden ser necesidades y se dice consentir, no con sentir…
    Además, que el perro se suba al sofá o no, no te deja como más o menos machote. Mejor centrarse en un buen adiestramiento con una excelente COMUNICACIÓN con tu perro e intentar conocer cómo piensan y por qué actúan de ciertas formas (una vez los conoces, son excepcionales, en serio). De esa manera le puedes dejar claro y con todo el respeto del mundo si quieres que se suba o no al sofá.

  9. andrea
    andrea Dice:

    muchas gracias por la informacion he aprendido mas de mi perro y es que siempre es bueno lograr aprender que es lo que quiere comunicar nuestros perros

  10. Jonathan Torrero
    Jonathan Torrero Dice:

    Mi perrita es una border collie y tiene una fuerte fijación conmigo, lo que pasa, es que mi novia siente celos cuando está tumbada conmigo y viene a coger a la perra en brazos, para llevársela a donde esté ella. La perra, en el momento que mi novia pretende cogerla, le gruñe y le enseña los dientes, entonces me pide que la regañe para que no haga eso. Yo siempre le digo que la deje tranquila cuando está tumbada a mi lado, pero al final acabo cediendo y regañando a mi perra para que no la gruña, ni la muerda. La pregunta es ¿ como hago entender a mi novia que no moleste a la perra y así evitar que la muerda?

  11. Irene
    Irene Dice:

    Hola me llamo Irene tengo 29 años y llevo toda la vida deseando tener un perrito. Por circunstancias de la vida nunc lo he podido tener hasta hace un mes en el que mi chico me regalo un bichon maltes macho precioso. El pequeño se llama Arlo y es una preciosidad, es cariñoso es muy activo y muy bonito pero cuando se excita y juega muerde y gruñe y se pone muy nervioso. Lo que mas me molesta es que muerda porque no se si solo lo hace por los dientes o porque se ha acostumbrado a jugar asi. La verdad es que estoy preocupada porque lo quiero hacer bien, le reñimos cuando se pasa de fuerza en la mordida o le dejamos de hacer caso por un rato pero en concreto a mi casi siempre me lo hace. No se si quizas le rehaño mucho y le exijo demasiado para los 3 meses que tiene, aun le falta la iltima vacuna y no ha salido a la calle….. quizas tb necesite salir……. estoy tan preocupada por su educacion y que sea un perro feliz que no estoy disfrutando al 100% como me esperaba y me gustaria que me ayudarais a saber como puedo modofocar su comportamiento si es malo, o que me deis respuestas de si quizas cuando cambie los dientes deje de lorder. muchas gravias de antemano.

  12. Carla
    Carla Dice:

    Muy interesante el post! Antes de reñir a nuestra mascota es importante ponerse en su situación y pensar las causas de sus gruñidos. Violencia solo lleva a más violencia.

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *