Periodista y técnica en terapia asistida con animales, soy una más de esas personas que ha dicho alguna vez: “¡A mi perro sólo le falta hablar!”

Y ahí está el problema: creemos que no pueden, pero nuestros perros nos hablan. El inconveniente es que lo hacen en su propio idioma.

No estaría mal esforzarse un poco por conocerlo, ¿verdad?

Este blog pretende ser una herramienta útil para “aprender a hablar perro” (como diría Stanley Coren).

Seguro que nuestros animales nos lo agradecerán.

1 Comment

Escribe un comentario

Send this to a friend