Categoría

Curiosidades de perros

Categoría

No es la primera vez que oigo que alguien le ha recortado los bigotes a su perro. Generalmente, con la mejor de las intenciones: dejarlo guapo y acicalado.

Sin embargo, hay dos buenas razones para no pasar nunca la tijera por los bigotes:

La primera es que todos los perros son guapos, independientemente de cómo de largos sean sus bigotes. No hace falta que les quitemos ni les añadamos nada 😉

La segunda, mucho más científica, es que los bigotes son más que simples pelos y, al cortarlos, estamos privando al perro de uno de sus principales sentidos…

Los tiene y los utiliza a diario. ¿Todavía no te has dado cuenta? A ver…

¿Tu perro hace alguna de las siguientes cosas?

  • Predice el futuro: sabe que llegarás a casa antes de que hayas cruzado el umbral de la puerta
  • Lee la mente: detecta cuándo estás contento o triste sin que tengas que decírselo
  • Tiene una inteligencia supersónica: descubre siempre dónde escondiste su pelota aunque te esforzaste en ponerla allí cuando él no estaba mirando

Y ahora viene lo interesante… ¿Cómo hace todo eso tu perro? Aquí tienes un VÍDEO con la respuesta…

¿Qué ocurre cuando los arqueólogos encuentran cráneos de perro datados de hace más de 30.000 años? ¡Pues que todos nos quedamos con la boca abierta!

¿Por qué? Porque eso quiere decir que los primeros perros existieron ¡ya en el Paleolítico!

Es posible que el origen de la relación entre nuestras dos especies se basara en el hecho de que, cazando junto a aquellos primeros proto-perros, nuestros ancestros obtenían mejores resultados que cazando solos.

Los perros eran más hábiles persiguiendo e inmovilizando a la presa y nosotros matándola. ¡Podéis imaginaros la dificultad de atrapar grandes mamíferos como los mamuts de aquel periodo…!

Send this to a friend