Archivo mensual: octubre 2011

Tu perro necesita pensar

Qué responderías si te hago la siguiente pregunta:

¿Le estoy dando a mi perro todo el ejercicio que necesita si lo saco a pasear un mínimo de tres veces diarias, durante un tiempo de no menos de media hora, y dejo que juegue y se relacione con otros perros?

Si tu respuesta es sí, este artículo te interesa. Si tu respuesta es no, probablemente también quieras seguir leyendo. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Etología, Juego, Uncategorized

Las señales de calma, una de las claves para entender a nuestros perros

Lenguaje canino, comportamiento de los perros.¿Alguna vez te has preguntado por qué cuando te enfadas si tu perro ha hecho “algo malo” y lo llamas, él o ella viene despacito, dando rodeos, como si quisiera acabar con tu paciencia, en vez de acudir rápidamente –¡que es lo que tú estás esperando!-?

Y si bosteza mientras estás riñéndole…  ¿por qué lo hace? ¿También para sacarte de quicio? ¿Porque es así de chulo?

Bien, empecemos por aceptar que, afortunadamente, los perros no son ni tan puñeteros ni tan rencorosos como nosotros. Hasta aquí, un gran descubrimiento.

Entonces, ¿por qué razón hacen esas cosas que tanto nos molestan? Pues, sencillamente, porque se comunican con un lenguaje corporal que, muchas veces, malinterpretamos. Sigue leyendo

3 comentarios

Archivado bajo Educación canina, Etología, Lenguaje corporal, Libros

Los perros son capaces de imaginar

Un reciente estudio científico elaborado por el Departamento de Etología de la universidad Eötvös Lorán de Budapest y el de Biología Cognitiva de la Universidad de Viena, ha revelado que los perros, igual que nosotros, son capaces de imaginar. O sea, de crear imágenes mentales del mundo que les rodea.

Hasta ahora, se creía que esta capacidad estaba reservada a nosotros, los humanos, y a los monos. Sin embargo, parece que nuestros perros no se quedan atrás: sólo con el sonido de un ladrido, por ejemplo, pueden crearse una imagen mental del tamaño del perro que lo ha emitido.

Si queréis ver el vídeo del experimento, aquí lo tenéis.

VÍDEO

Y este artículo ofrece algo más de información sobre el estudio: “Los perros, como los monos, son capaces de imaginar”.

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Etología

Animaladda

Este fin de semana (14, 15 y 16 de octubre), en Barcelona, se celebra la VII edición de Animaladda, un salón dedicado al bienestar y la defensa del animal abandonado.

El programa incluye actividades interesantes así que, si estáis por la ciudad, os recomiendo que no os lo perdáis. Habrán charlas sobre cómo se organiza y gestiona una protectora, mesas redondas sobre la recogida y atención de animales abandonados en Cataluña, una demostración del perros del servicio cinológico de la Guardia Civil, talleres sobre la aplicación de las Flores de Bach en animales domésticos, etc.

Podeís consultar la programación y toda la información que necesitéis pinchando aquí.

Deja un comentario

Archivado bajo Etología

Dónde encontrar libros sobre adiestramiento y etología

No siempre es fácil encontrar libros interesantes sobre educación canina o etología en nuestra librería de barrio. En tiendas más grandes, como La Casa del Libro o el FNAC, normalmente tenemos algo más entre lo que escoger, pero muchas veces sigue sin ser suficiente.

Por eso encuentro útil conocer la web de KNS ediciones, una editorial especializada en temas de manejo, adiestramiento y etología canina. Tiene un catálogo de libros interesante (que han amplido recientemente, por cierto), y además se pueden comprar también DVDs, juguetes, accesorios y un montón de cosas interesantes.

Lo que más me gusta es que todo lo que venden está pensado para el adiestramiento en positivo. Así que si buscáis collares de pinchos o eléctricos… éste no es el lugar! ;)

2 comentarios

Archivado bajo Etología, Libros

¡Ahora no quiero jugar!

Aunque jugar con nuestros perros es una de las mejores maneras de establecer un vínculo afectivo estable y equilibrado, no siempre coincide que el momento escogido por ellos es el idóneo para nosotros.

Sería útil poder decirles aquello de: “Ahora no: estoy a punto de echar la siesta” o “Si me pierdo esta escena no me enteraré del resto de la película”, pero ya contamos con que eso es imposible.

Y el problema llega cuando tenemos un perro insistente. Me refiero a ése que no cede en su propósito a la primera; ése que acaba subiéndose encima de nosotros en el sofá, colocándose sobre el libro que estamos leyendo, obsequiándonos con molestos y dolorosos pellizquitos, etc.

Nuestro impulso será repetir veinte veces “¡No!” mientras lo empujamos con las manos para quitárnoslo de encima. Y ahí será, justamente, cuando empecemos a perder el control de la situación.

Podéis hacer la prueba y veréis que no me equivoco. Un perro insistente reaccionará excitándose ante nuestros empujones porque, para él, son un juego de lo más divertido.

¿Por qué no probar, entonces, el método contrario? Levantémonos del sofá, ignoremos por completo al animal y no le dirijamos ni una triste mirada. ¡Será siempre mucho más efectivo! Al fin y al cabo, eso es lo que ellos hacen en el parque con sus “amigos” cuando quieren decirles aquello de “Ey, tío, ahora no”. Si aún así, nos sigue, caminemos hacia el baño o la habitación y cerremos la puerta. Cuando el perro esté tranquilo, volveremos a salir y seguiremos ignorándolo. Pronto entenderá que no va a haber diversión y volverá a tumbarse en su sitio. Entonces, lo acariciaremos.

Tal vez no hayamos llegado a tiempo para descubrir al asesino de la película, o hayamos perdido el punto del libro, lo sé, pero habremos enseñado a nuestros perros algo importante: que, en casa, una buena convivencia con los humanos que le han tocado como compañeros, pasa por respetar su espacio.

5 comentarios

Archivado bajo Hiperactividad, Juego, Lenguaje corporal

Empezamos!

Periodista y técnica en terapia asistida con animales, soy una más de esas personas que ha dicho alguna vez: “¡A mi perro sólo le falta hablar!”

Y ahí está el problema: creemos que no pueden, pero nuestros perros nos hablan. El inconveniente es que lo hacen en su propio idioma.

No estaría mal esforzarse un poco por conocerlo, ¿verdad?

Este blog pretende ser una herramienta útil para “aprender a hablar perro” (como diría Stanley Coren).

Seguro que nuestros animales nos lo agradecerán.

1 Comentario

Archivado bajo Etología