Lenguaje canino durante el juego

Lenguaje canino: ¿cómo saber si mi perro está jugando o peleando?

Este post es una lección fundamental de lenguaje canino.  Ideal para todos aquellos que queráis aprender a distinguir cuándo un perro está jugando o peleando.  Espero que os sea muy útil.

¿Por qué juegan los perros?

Jugar es de vital importancia para nuestros perros porque constituye un entrenamiento para la vida real. Durante el juego, los perros:

  • Aprenden y desarrollan capacidades sociales
  • Evalúan las habilidades de uno mismo frente a las habilidades de otro
  • Desarrollan/mantienen/ponen a prueba relaciones sociales entre ellos y otros perros (o personas)
  • Aprenden cómo proceder ante situaciones inesperadas
  • Desarrollan capacidades necesarias para la cooperación, como la reciprocidad, el desarrollo de la capacidad de negociación y aprenden a distinguir en qué perros o personas poder y no poder confiar.

El juego es una actividad social que contribuye a establecer vínculos afectivos (afiliativos). Jugando los perros establecen relaciones de “amistad”.

Lenguaje canino y juego

El juego es uno de los momentos en los que más expresiones de lenguaje canino podemos observar. Seguro que alguna vez habréis observado cada una de las señales que vamos a explicar a continuación:

Lenguaje canino de iniciación del juego

¿Os habéis fijado en cómo un perro le pide a otro que juegue con él? Los expertos han descrito más de 20 patrones de conducta que los perros usan para iniciar el juego. Entre los más habituales están:

  • Dar con la pata en la cara
  • Revolcarse panza arriba
  • Ladrar
  • Acechar
  • Hacer una emboscada
  • Y, sobre todo, la señal estrella: el famoso “play bow”. Lo podéis ver en la foto y seguro que os resulta muy reconocible (la perra que está de espaldas, con el culo levantado y las patas en el suelo). De hecho, es la señal más saliente usada para iniciar el juego y también para mantenerlo.

Play bow señal juego perros

Los perros usan el playbow  durante toda la sesión de juego. Sirve para reasegurar que sus intenciones son de juego, especialmente cuando las acciones llevadas a cabo durante la sesión pueden ser malinterpretadas como agresiones. Ya sabéis que a veces es un poco confuso. Los perros gruñen, ladran, enseñan los dientes, etc. De ahí la pregunta que muchos propietarios os hacéis: ¿cómo saber si mi perro está jugando o se pelea?

Lenguaje canino durante el juego

Si hasta aquí hemos visto las señales de lenguaje canino que los perros usan para invitar al juego, ahora vamos a repasar las que emiten durante el juego:

  • Cara de juego (play face): la boca está relajada y un poco abierta, dejando ver sólo la parte alta de los dientes más delanteros de la mandíbula inferior. Si el juego se intensifica, los perros pueden abrir más la boca y mostrar incluso todos los dientes de la mandíbula inferior.
  • Retracción de los labios: produce un aspecto fiero muy parecido al que adopta el perro durante las interacciones agresivas. Si se congela la imagen y no se conoce el contexto, resulta incluso muy difícil distinguir. La distinción fundamental es que, durante el juego, todas las expresiones faciales de amenaza vienen y van de forma rápida y suelen ocurrir justo antes de adoptar comportamientos “juguetones” como saltar, girar en círculo, tirarse al suelo, etc. Eso hace que las expresiones faciales de amenaza se disocien del estado emocional negativo al que van asociadas en el contexto de una pelea.
  • Gruñidos: durante el juego son gruñidos más cortos y de tono más agudo que si fueran en el contexto de una pelea.

Trucos para saber si tu perro está jugando o peleando

He aquí la gran pregunta: ¿cómo saber si mi perro está jugando o peleando? Pues la respuesta es sencilla:

La distinción más obvia entre juego y pelea real se basa en la evidente autorestricción durante las interacciones entre los dos perros: aunque jueguen de forma bruta, los perros no se hacen daño y no suelen haber heridas que pasen del rasguño.

perros jugando

Además, hay que fijarse en:

  • Boca abierta y juego de cabezas en el que los dos perros se enseñan los dientes pero no colocan sus cabezas de forma frontal sino lateral. Las cabezas y las mandíbulas no se orientan de frente sino que los perros las mueven lateralmente y hacia adelante y atrás para intentar evitar el contacto con la cara del otro perro.
  • Los juegos de persecución no son reales: el que persigue no intenta alcanzar al otro perro de forma evidente y el que se escapa deja que le cojan.
  • Cuando un perro fuerza a otro para que se tire al suelo, rápidamente le libera y no lo mantiene inmóvil como haría durante una pelea.
  • Autorestricción: los perros hacen cosas que, claramente, les pondrían en desventaja si se tratara de una pelea. A destacar: cuando un perro se tumba el suelo y muestra su abdomen al compañero de juego. En el marco de una relación de juego, el perro que está tumbado tendrá la boca abierta y relajada (play face), seguirá moviendo la cola y no estará inmóvil (freezing). Si no es así, hay que tener cuidado porque quizás lo que adopta el perro es una postura de sumisión para pedir al otro perro que lo libere. Si te interesa este tema, no dejes de leer mi artículo ¿Es tu perro dominante o sumiso?
  • Intercambio de roles: los perros se turnan adoptando roles asimétricos. Ahora uno es el que “manda” en el juego y luego el otro. Y así sucesivamente.

¿Qué hacer si crees que tu perro va a pelearse?

A veces, el juego se vuelve más duro entre perros cuando estos son “amigos desde hace tiempo”. Probablemente, los amigos se permiten más licencias porque el juego se basa en una relación de confianza.

Sin embargo, otras veces la cosa empieza bien y termina como el Rosario de la Aurora. Lo importante para impedir que el juego acabe en pelea es estar bien atento a todas las señales de lenguaje canino que hemos descrito. Observar cómo se expresan los perros mientras juegan nos dará pistas para saber cuándo llamar a nuestro perro e interrumpir el juego antes de que sea demasiado tarde.

Este otro post sobre cuándo ha llegado el momento de aceptar las críticas sobre la manera de jugar de tu perro explica exactamente cuándo es el momento de interrumpir el juego antes de que se convierta en una pelea. No dejes de leerlo.

¿Cómo parar el juego antes de que acabe en pelea?

La clave para evitar cualquier pelea es estar muy atento al nivel de excitación que adquiere el juego. Si los perros no se dan pausas durante el juego y si la situación se ha convertido en un frenesí incontenible, es el momento de interceder.

Si crees que hay un mínimo riesgo de que tu perro termine peleándose, llámalo de forma efusiva y ofrécele otro juego, más calmado. Tiene que entender que la diversión está contigo (muéstrale una pelota, una cuerda de nudos, echa a correr llamándolo con efusividad, etc). Si esto no funciona, interpón tu cuerpo entre los perros que están jugando. Si la situación no lo permite, ve y coge a tu perro del collar o arnés e interrumpe el juego llevándotelo a un lado y dándole otra cosa que hacer. Pide al otro propietario que coja también a su perro, para evitar conflictos.

No riñas al perro sino, simplemente, intenta bajar su estado de excitación. Pedirle que se siente o se tumbe y premiarlo por ello es una solución muy útil. Una vez esté relajado, permítele seguir jugando. Si no, interpretará tu interrupción como un castigo y no la aceptará en la siguiente ocasión.

Parte de la información de este artículo está basada en el capítulo IV del libro “El perro Social”.

Ilustración de Oliver Montiel.

14 comentarios
  1. Alba Benitez
    Alba Benitez Dice:

    Hola Antonio! Encantada de saludarte.
    Así es, lo firmo yo. Todos los artículos del blog son míos.
    Gracias por leerlos y seguir el blog 🙂

  2. David
    David Dice:

    Lástima que muchos dueños no sepan interpretar bien las conductas previa que indican que es un juego, y crean que el perro gruñe como señal de amenaza.

    Pero me quito el sombrero, el artículo es súper completo. Y que saques parte de la información de “El perro social” es un punto 😉

  3. Alba Benitez
    Alba Benitez Dice:

    Muchas gracias, David, por estar siempre ahí leyendo a fondo mis artículos. Se agradece.
    Un salduo 🙂

  4. Marisa
    Marisa Dice:

    Excelente artículo. Existen tantos tópicos erróneos sobre el comportamiento canino que da gusto leer un post tan certero y real. Enhorabuena.

  5. Héctor
    Héctor Dice:

    Hola, rescate a un perro hace unos meses, normalmente me obedece pero cuando ve a otro perro (estoy en un jardin cercado) corre hacia la cerca y se pone a ladrar como loco y deja de hacerme caso incluso si ve que lo voy a agarrar para controlarlo se echa a correr y sigue ladrando desde lejos, y otra vez mientras ladraba mi otro perro se le acerco y en cuanto lo hizo el intento morderlo no se que hacer para que deje de hacer eso algun consejo???

  6. sury
    sury Dice:

    Hola soy sury melissa
    tengo un perro adoptado y una gata adoptada los dos tienen 4 años mas o menos,
    el problema es que ahora el perro quiere jugar con ella, eso creo yo, le enseña los dientes y los esconde otra vez. la gata le pega con una pata y el se hecha para atras y vuleve a enseñar los dientes y gruñe y tiene el culo en ponpa, llevan 3 ¡meses juntos se toleran aunque siempre hay peleas, pero quisiera saber si mi perro es dominante por que hay dias en que la gata quiere pasar y el se levanta y le bloque a el paso mueve la cola !como diciendo hola ! y la gata le pega, los regaño pero igual luego la sigue donde se esconda, antes no pasaba. necesito ayuda por que no quiero que vaya a mayores y me da miedo de que el ataque a la gata.ahora que parecia que iba viento en popa

  7. Laura
    Laura Dice:

    Mi perro siempre ladra a los perros que quieren jugar con el, yo creo que es para llamar la atención para jugar, si algun perro le sigue el juego acostumbra a jugar al pilla pilla con él… Pero la mayoría de dueños no acaban de entender que mi perro ladre y llaman a sus perros para que se alejen de él…

    Por cierto, mi perro juega mucho con su hermano y una cosa que veo que hacen cuando juegan mucho es estornudar, cuando juego yo con él tambien lo hace.

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Control en el juego: el juego tiene que ser divertido, lo que no quita que existan límites y normas. Lee este artículo para saber cuándo el juego entre perros es inapropiado y este otro para saber interpretar correctamente cuándo un perro está jugando o peleando. […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *